Inicio

Fundación

Los Chakras

Instructores

Cursos en el mundo


Precios de los cursos

Articulos


 

El Método Cuerpo-Espejo

Aprende las técnicas de sanación

 

El Método Cuerpo-Espejo es una técnica, un conjunto de las herramientas que cualquiera puede utilizar. Estas herramientas te permiten explorar la relación entre tu cuerpo, tu conciencia, y tu vida, y estudiar las actitudes internas que han demostrado favorecer el proceso de sanación. Las técnicas son tan sencillas que también se enseñan a niños en cursos especializados. No hay símbolos secretos, ni es necesario hacerse miembro de nada.

  Este sistema de sanación desarrollado por Martin Brofman, es una síntesis de la psicología occidental y de las filosofías orientales basadas en los chakras (centros de energía según las tradiciones hindúes). Cada uno de estos chakras se puede asociar a ciertas partes de la conciencia así como a ciertas partes del cuerpo, lo que nos permite leer el cuerpo como un mapa de la conciencia. Así pues, las tensiones en el cuerpo se interpretan como un reflejo de las tensiones en la conciencia, y por medio de los chakras podemos entender la relación cuerpo-mente a fin de llegar a la sanación.

  El Método Cuerpo-Espejo se basa en la idea de que las partes de tu cuerpo que no funcionan bien reflejan las partes de tu vida que no funcionan bien, y sobre las que tienes tensiones en tu conciencia. La tensión es estrés y el estrés causa síntomas.

Si quieres liberarte de un síntoma, es importante liberarte de la tensión que lo creó, por lo que es necesario armonizar los aspectos de tu vida que no funcionen bien. El Método Cuerpo-Espejo te proporciona los medios para identificar las tensiones que crean cada síntoma en particular, al igual que las herramientas para liberar dichos síntomas. Cuando liberas las tensiones en la conciencia y armonizas los aspectos de tu vida que no funcionaban bien, te liberas de la causa interna de los síntomas. Entonces, tu cuerpo y tu conciencia pueden volver a su estado natural de equilibrio y puedes descubrir o volver a la manera de ser que funciona mejor para ti.

  El uso de nuestras técnicas no implica ninguna manipulación física. Solamente un ligero contacto con las manos, siempre y cuando dicho contacto no entre en conflicto con la filosofía o la sensibilidad de la persona.

  No ofrecemos ningún consejo o tratamiento médico, ni diagnosticamos ningún síntoma, tales tareas sólo corresponden a los médicos.

 
Ni la medicina tradicional ni ningún método de sanación puede garantizar resultados, solamente puede hacer todo lo posible para crear el entorno óptimo en el que la sanación pueda tener lugar. El Método Cuerpo-Espejo está diseñado para identificar y cuantificar los elementos que consideramos esenciales para el proceso de sanación, optimizándolos para las mayores posibilidades de éxito.

  Todos tenemos el potencial para poder utilizar estas herramientas con eficacia.

  Todos somos sanadores.

  No importa de qué síntoma se trate, alguien en alguna parte, de alguna manera se ha curado ya de ese síntoma. Por tanto, si otro lo ha hecho, todos podemos, puesto que todos tenemos ese potencial en nuestro interior.

  Todo se puede curar.

 

 

Calendario de cursos en España - Calendario de cursos en el mundo

  El Método Cuerpo-Espejo se ofrece por todo el mundo como un programa educativo de fin de semana. Los participantes aprenden a usar las herramientas de la conciencia que siempre han estado ahí, y a comprender el lenguaje de la conciencia que, en lo más profundo de nuestro interior, siempre habían conocido.

  El programa de clases es compatible con todas las religiones y creencias filosóficas. No requiere ninguna iniciación, ni adherirse como miembro de ninguna organización. Sólo es necesaria la buena voluntad de aprender a utilizar este conjunto de herramientas.

 

La sanación

 

Se llama sanación al proceso que tiene como intención que la persona vuelva a un estado de plenitud, de totalidad. Se da el mismo nombre al resultado final de dicho proceso cuando tiene éxito.

  Nuestro estado natural es la plenitud, y cuando realmente somos nosotros mismos, vivimos esa plenitud.

  Cuando tenemos un síntoma, significa que nos hemos alejado de quienes somos realmente. Siempre tenemos el potencial para volver a nuestro estado natural a través de la sanación.

  El proceso de sanación se puede llevar a cabo solo o con la ayuda de otro. Cuando se trabaja con otro, la sanación se considera como una co-creación. Es una dinámica entre dos individuos, y en cierto modo refleja la interacción entre ellos. Es una interacción que puede ser cuantificada y optimizada.

  Como técnica, el Método Cuerpo-Espejo proporciona las herramientas y, por lo tanto, los medios para optimizar este proceso, con lo que se obtienen las mejores posibilidades de éxito.

  La sanación metafísica siempre se ha considerado como algo extraordinario, y por lo tanto fuera del alcance de la gente normal. Sin embargo no requiere ninguna habilidad especial, es fácil de aprender, sólo requiere unos días, sea cual sea el nivel de educación o la edad del participante. Este sistema de trabajo con la energía es sencillo de aprender y utilizar y al alcance de cualquiera.

  Los conceptos son compatibles con todas las filosofías personales.

  Compartimos las herramientas y las técnicas contigo, y tú las utilizas con tu amor.

 

La sanación es una expresión de amor.

 

 

Programa de Formación

 

Cursos de fin de semana:

  Durante los cursos de dos días, los participantes intercambian sanaciones entre ellos, y así tienen la ocasión de ver los resultados, poner estas herramientas en práctica, y ser testigos de efectos calificados por algunos de “milagrosos”, sólo porque no entienden completamente los principios implicados.

  Al terminar el curso, el participante será capaz de:

·        Comprender la relación existente entre el cuerpo y la conciencia.

·        Sentir, dirigir y ver la energía a través de las auras, chakras, etc.

·        Leer el cuerpo como un mapa de la conciencia, comprendiendo las causas internas de los síntomas externos.

·        Comprenderse y sentirse como un “ser de energía”.

·        Utilizar diversos instrumentos destinados a la sanación: Luz blanca, colores, formas de pensamiento.

·        Comprender los chakras y sus asociaciones con partes precisas de la conciencia y del cuerpo.

·        Reconocerse como sanador y desarrollar sus propias capacidades de sanación.

·        Ver el resultado de la puesta en práctica de estas técnicas y herramientas.

 

Cursos intensivos (residenciales):

  Para aquellos que deseen adentrarse en una experiencia más profunda, las mismas clases se dan en algunas ciudades como cursos intensivos de cuatro días en régimen residencial.

 

 

Inicio

Fundación

Los Chakras

Instructores

Cursos en el mundo


Precios de los cursos

Articulos